Antonia García Cruzado

Maestra y directora del CEIP Vigilio Fernández Pérez de Villanueva del Río y Minas (Sevilla) Centro Comunidad de Aprendizaje.

“Nuestro centro, el CEIP Virgilio Fernández Pérez, se encuentra en la localidad de Villanueva del Río y Minas, a 45 Km de Sevilla. Es un antiguo pueblo minero que tras el cierre de sus minas de carbón en 1975 entra en un declive económico, cultural y social que llega hasta nuestros días, viéndose acentuado con la situación de crisis actual.

Esta situación ha marcado las características de nuestra escuela y alumnado. Una escuela  caracterizada por la  heterogeneidad curricular y social de nuestros niños y niñas.

Esta diversidad de alumnado representada en nuestro centro, bien puede reflejar y así lo hace, las características de escuelas situadas en  pueblos o barrios periféricos o del centro de una ciudad de cualquier lugar. Las escuelas actuales son heterogéneas como la sociedad en que vivimos es heterogénea. Escuelas que necesitan, y además así queremos y debemos hacerlo, dar una respuesta educativa y de éxito a todo el alumnado. A los niños y niñas que por sus características personales y familiares siguen el currículum con gran facilidad e incluso de forma brillante y a niños y niñas que por estas mismas causas tienen dificultades para hacerlo.

La heterogeneidad curricular viene marcada por las propias características del ser humano y nuestra capacidad de aprender y enfrentarnos a situaciones nuevas. Pero el entorno, qué duda cabe, influye notablemente. De ahí que la heterogeneidad social alimente y dé mayor fuerza a la heterogeneidad curricular.

Fueron todas estas circunstancias las que hicieron que durante el curso 2009/2010 en el seno de nuestro Claustro se produjera una profunda reflexión y debate. Queríamos ser una escuela capaz de trabajar con esa heterogeneidad haciendo de la misma un factor de enriquecimiento para poder así dar una respuesta de calidad a todos y todas.

Se trataba pues, de analizar nuestra situación de partida y marcarnos el objetivo de llegada, el cual estaba claro desde el principio: mejorar los resultados escolares de nuestro alumnado y conseguir un alumnado competente en todas sus dimensiones, a la vez que fomentar valores y un espíritu crítico. ¿Hacia dónde, por tanto, podíamos dirigir el cambio? Esa era nuestra pregunta. Tomamos así la decisión de formarnos y dirigir nuestros pasos hacia el camino de Comunidades de Aprendizaje. Sería este nuestro enfoque porque:

  • Entre las actuaciones de éxito en el Programa marco europeo, aparecen los principios en los que se basa Comunidades de Aprendizaje: el aprendizaje dialógico (el aprendizaje depende principalmente  de la interacción de las personas).
  • Debíamos partir de experiencias educativas que hayan sido reconocidas como de éxito por la Comunidad Científica Internacional.
  • Comunidades de Aprendizaje son una apuesta por un modelo educativo que corresponde a la Sociedad de la Información en que vivimos.

Si… Comunidades de aprendizaje se basan en la concepción del aprendizaje dialógico. Sus objetivos son éxito escolar y mejorar la convivencia para todo el alumnado. Parte del derecho de todos los niños y niñas a recibir la mejor educación y apuesta por el desarrollo de sus capacidades, habilidades y destrezas, es decir busca que sean competentes, contando además con toda la comunidad, era entonces éste nuestro camino a la vez que nuestro sueño.  Camino y sueño de cualquier escuela  en  cualquier lugar, escuelas rurales, escuelas de barrios desfavorecidos o escuelas de barrios acomodados, todos buscamos lo anteriormente mencionado.

El grado de satisfacción es grande en todos los sectores: alumnado, familiares, profesorado, resto de la comunidad.

Todos juntos avanzamos en COMUN-IDAD.”